Tips para evitar la inflamación con soluciones naturales.

¿Por qué nos inflamamos después de un procedimiento quirúrgico? ¿Es normal? y ¿Cómo puedo prevenir que esto interfiera con los resultados esperados? La inflamación, es totalmente normal después de un tratamiento quirúrgico. Muchas veces la inflamación o hinchazón ocurre especialmente en pacientes que pasan mucho tiempo en cama.

Casi todas las cirugías resultan en moretones e hinchazón, lo cual es una forma normal en la cual nuestro cuerpo se protege ante un trauma físico. Si bien no hay una “cura” para inflamación, tanto los doctores como los pacientes toman medidas para minimizar sus efectos y así lograr una recuperación más rápida.

¿Qué causa la inflamación posterior a una cirugía?

  • Desbalances hormonales resultado de un estrés prolongado mismo que se da después de una cirugía de gran magnitud.
  • La obstrucción linfática es una de las causas más comunes de la inflamación post-quirúrgica. Si los vasos linfáticos son dañados en la cirugía, su capacidad de drenaje se ve afectado, lo que causa una acumulación de fluido en el tejido que depende de este dren.
  • Si un paciente permanece periodos prolongados en cama después de una cirugía puede desarrollar inflamación.  

Depositphotos_10176840_original

¿Cómo remediar la inflamación?


La inflamación post-quirúrgica ocurre para incrementar el suministro de sangre a la parte afectada del cuerpo, esto trae consigo nutrientes extra que promueven la curación. Sin embargo la inflamación debe de ser controlada. Existen remedios naturales para minimizar la inflamación.

 

La dieta para la inflamación de la cirugía plástica


Te damos los siguientes tips para minimizar la inflamación post-quirúrgica, solamente utilizando alimentos.

¿Qué comer? Estas comidas promueven la curación y disminuyen la inflamación.

  • Grasas Omega-3, como aceite de oliva extra virgen y ácidos grasos omega-3, que se encuentran en grasas de pescado, aceite de pescado, nuez y aceite de nuez, lino y aceite de linaza, y cáñamo y aceite de semillas de cáñamo.
  • Come muchas frutas y verduras. Especialmente verduras con hojas verdes oscuras y arándanos. Los médicos también recomiendan comer alcaparras, cebollas rojas, piñas y manzanas para ayudar a bajar la hinchazón más rápido. El brócoli y el salmón también son antiinflamatorios.
  • La espinaca es uno de los alimentos antiinflamatorios más potentes. Es rica en nutrientes antioxidantes, incluyendo beta-caroteno, vitamina E, vitamina C, y cobre de minerales de traza. La espinaca, es un refuerzo natural de inmunidad y sirve para reducir la inflamación.
  • Los huevos son ricos en selenio un oligoelemento antioxidante, que ha demostrado reducir la hinchazón después de la cirugía promoviendo la recuperación. Las yemas de huevo contienen aminoácidos de metionina y cisteína. Estos aminoácidos son conocidos por reducir la inflamación, el dolor, y apoyar la curación post-quirúrgica.
  • Dale sabor a tus comidas con ajo, cebolla, jengibre, cúrcuma, romero, clavo, nuez moscada y pimienta.

Los principios activos de las piñas y los alimentos antes mencionados son la bromelina y la quercetina.

  • La bromelina se deriva del tallo de la piña. Es una enzima que tiene propiedades antiinflamatorias potentes. Los estudios demuestran que ayuda a disminuir los moretones y la hinchazón.
  • La quercetina se encuentra en frutas con antioxidantes y propiedades antiinflamatorias. Algunos alimentos con altas cantidades de quercetina son: las manzanas, las alcaparras, los cítricos, cebolla roja, y verduras de hoja verde.

Depositphotos_32581325_original

 

¿Qué evitar?

  • Los carbohidratos refinados, como harinas, azúcares y otros alimentos que son altos en el índice glucémico.
  • Las grasas omega-6, que se encuentran en los aceites de maíz, cártamo, girasol, maní y soja.
  • Evitar las grasas trans a toda costa. Todos los expertos coinciden en que las grasas trans son realmente poco saludables. Se encuentran en pastas, pasteles, margarina, entre otros alimentos.

 

¿Qué suplementos alimenticios puedo tomar para disminuir el riesgo de inflamación?

  • La vitamina A. Es un antioxidante que se encuentra naturalmente en la leche entera, el hígado y algunos alimentos fortificados. El beta-caroteno, presente en las zanahorias, es una provitamina encontrada en muchas verduras de colores que tu cuerpo puede convertir en vitamina A.
  • La vitamina B6 se encuentra en alimentos como verduras, carne de res, pavo y pescado. La vitamina B6 es soluble en agua, lo que significa que es normalmente expulsada de tu  cuerpo, por lo que se recomienda la ingesta diaria.
  • La vitamina C, que se encuentra en los pimientos, kiwis, naranjas y otros cítricos desempeñan un papel importante en la cicatrización después de cirugía. Los estudios indican que esta vitamina tiene algunos beneficios anti-inflamatorios. Un pimiento (amarillo) grande contiene más del 500% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C.
  • Los estudios muestran que la curcumina, presente en la especia cúrcuma, es altamente anti-inflamatoria. Es tan potente que coincide con la eficacia de algunos fármacos antiinflamatorios. Es una de las hierbas más potentes para mejorar la salud conocidas por el hombre. El contenido de la curcumina en la cúrcuma es bajo, alrededor del 3%. A fin de tener niveles de curcumina iguales a los utilizados en los estudios clínicos, se debe tomar un extracto.
  • La vitamina D, conocida por sus propiedades de fortalecimiento óseo también protege contra la inflamación. La vitamina D se encuentra en el hígado del pescado, carne, la yema del huevo y en algunos alimentos fortificados.

No Comments

Post a Comment